CONVERSATORIO EN EL MES DEL PATRIMONIO 2018: MEMORIAS DE TRANVIARIOS Y TAXISTAS

Con el objetivo de contribuir al conocimiento y valorización de la historia y patrimonio del barrio, y con el fin de fortalecer el sentido de pertenencia e identidad de la comunidad de vecinos de la población Manuel Montt, es que ayer, en el salón parroquial de la Iglesia Nuestra Señora del Rosario, se realizó el conversatorio “La vivienda social en Chile: poblaciones Manuel Montt y Tranviarios”.

La actividad contó con la presencia del Premio Nacional de Historia, Gabriel Salazar, quien nació en 1936 a pocas cuadras de la iglesia, en la esquina de Cuatro Norte con Los Ángeles, y habitó allí junto a su familia hasta que se casó, en 1960. También participaron como panelistas: Enrique Barba, arquitecto y ex director de Obras de la Municipalidad de Independencia, y Dante Figueroa, historiador, cofundador de La Cañadilla y encargado del área de Patrimonio de Independencia Cultural.

Como un “placer extraño” definió Salazar el hecho de volver al barrio. Hijo de un mecánico, conoció a varios de los fundadores de las dos urbanizaciones que, en ese entonces, se instalaron en el predio rural denominado chacra El Pino. Al amparo de la “Ley de habitaciones baratas de 1925”, la población “Parque Tranviario”, fue construida para ser habitada por operadores de la red de tranvías de Santiago, y la  “Manuel Montt Choferes Ltda.”, fue morada de taxistas y sus familias.

Ambos conjuntos habitacionales fueron diseñados de manera independiente por el arquitecto alemán Albert Humpich, con una especial preocupación por utilizar los espacios de acuerdo a la necesidad de sus residentes. Con un estilo ciudad-jardín, se constituyeron en un ejemplo de modernidad arquitectónica y urbanística, al incluir elementos como estacionamientos en el frontis de las casas de los taxistas, lo cual significó una total innovación para la época. Con el paso del tiempo, ambos conjuntos se fusionaron y adoptaron el nombre de Población Manuel Montt, la cual fue declarada Zona Típica (ZT), en el año 2011, bajo la asesoría del entonces Director de Obras, Enrique Barba.

La población, que se caracteriza por tener una fuerte tradición gremial y de organización ciudadana, actualmente es habitada por los descendientes de las familias fundadoras, quienes se han organizado emprendiendo un proceso de recuperación barrial y reconstrucción de su historia, a través del programa Quiero Mi Barrio, del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Dante Figueroa, durante su exposición, hizo hincapié en la importancia la asociatividad y la participación ciudadana, haciendo mención al reciente nombramiento del Barrio Plaza Chacabuco como la tercera ZT de Independencia, donde “la colaboración de vecinos, instituciones y voluntades políticas fueron fundamentales”.

Al finalizar, en representación de la Municipalidad de Independencia, el director de Desarrollo Comunitario, Eduardo Muñoz, entregó un reconocimiento al historiador  Gabriel Salazar por su aporte en la puesta en valor del legado patrimonial y cultural del sector. Por otro lado, la Asociación de propietarios y vecinos, también hicieron entrega de unas placas en madera con el logo de la Población Manuel Montt a los invitados.

Los tres panelistas, desde su visión particular vinculada a la historia, sociología y arquitectura del lugar, realizaron un exitoso ejercicio de recuperación de la historia e identidad territorial, a través de sus propias experiencias relacionadas con el barrio, toda vez que la actividad consiguió revitalizar el gran desafío que consiste en hacerse cargo de la Memoria y construir, sin olvidar.