MOLINO LA ESTAMPA

UBICACIÓN: Avenida vivaceta N° 1053 – Fotografía:Loreto Vergara Gálvez

Ubicado en el antiguo Callejón de Las Hornillas, el Molino La Estampa fue fundado en 1897. Su nombre se vincula directamente con la Iglesia La Estampa, ubicada en la Avda. Independencia, dado que, el primer molino se localizó a un costado de ésta. Uno de sus primeros dueños, don Manuel González Diéguez, dio impulso a una empresa que se ha mantenido por más de un siglo.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, la industria triguera y harinera no pasaba por un buen momento y, más bien, dependía de las vicisitudes que se presentaban en el mercado mundial del trigo. Es así como, debido a eventos políticos o militares, se podían reactivar las exportaciones de trigo y harina por parte de Chile, pero solo por períodos acotados. A finales del siglo XIX y principios del XX, el consumo interno de trigo era bastante menor si se comparaba con el consumo de los mercados externos, los cuales habían posicionado a los molinos chilenos entre los mejores del mundo en la época del auge del cereal. Por otro lado, la incorporación  de las tierras de la Araucanía a la actividad influyó en la oferta disponible. Aun así, el Molino La Estampa logró salir al paso en aquel período, mediante la diversificación de su producción.

Según los registros de la Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA), en el año 1915, el Molino La Estampa figuraba dentro del listado de las industrias pioneras de la capital.

El complejo arquitectónico del Molino comprende varias construcciones donde las más referenciales son las que enfrentan Avda. Vivaceta, siendo los 22 silos dispuestos en dos filas de 11 unidades más un volumen de instalaciones administrativas.

Los silos conforman los contenedores de acopio del grano que son clasificados y diferenciados de acuerdo a los distintos tipos de fibra que la compañía comercializa.